Archives

La Red de Universidades Serranía Celtibérica urge al Gobierno de Aragón a que financie el Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica

  • Con el objetivo de coordinar las estrategias para el desarrollo de las “Áreas Escasamente Pobladas” de Europa meridional aprobadas por el Parlamento Europeo
  • Con su impulso, se potenciará la creación del Centro de Excelencia para el Desarrollo Rural de Europa meridional (SouhtRegio), con sede en Teruel
De izqda. a dcha., Joaquín Martín Cubas, José Luís Ruiz Zapatero, Agustín Pablo Álvarez Herranz, Francisco Burillo Mozota, José María García Álvarez-Coque, Pilar Burillo Cuadrado y Luís Manuel Sánchez Ruiz

24-junio-2019 (Teruel)- La Comisión de la Red de Universidades Serranía Celtibérica (RUSC) ha acordado solicitar al Gobierno de Aragón la urgencia de cumplir con su compromiso de 2015 de firmar un convenio con la Asociación Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica con el objetivo de impulsar su labor y poder constituir el Centro de Excelencia para el Desarrollo Rural de la Europa Meridional (SouhtRegio), con sede en Teruel, para que España siga liderando la defensa de los derechos reconocidos por el Parlamento Europeo para las áreas escasamente pobladas.

El Instituto Serranía Celtibérica es la única institución que ha desarrollado el acuerdo nº 2016/0393 de la Comisión Europea para incorporar las zonas rurales a las tipologías territoriales tradicionales. El 27 de Septiembre de 2018 la investigadora del Instituto y experta en SIG, Pilar Burillo, presentó al entonces Vicepresidente del Parlamento Europeo, Ramón Valcárcel Siso, el mapa de las “Áreas Escasamente Pobladas” de Europa meridional y los criterios empleados para su elaboración: “agrupación de entidades locales (LAUs) con una densidad de población inferior a 12,5 habitantes por km2 para las áreas escasamente pobladas y menos de 8 habitantes por km2 para las áreas muy escasamente pobladas”, criterios que fueron presentados como alegación al Reglamento de disposiciones comunes de los Fondos Estructurales. Gracias a dicha alegación se ha logrado que se destine el 5% de los fondos FEDER a las zonas desfavorecidas por la despoblación (unos 15.000 millones de euros; de ellos, 1.200 para España), y, lo más importante, la aplicación del artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que implica el mismo trato discriminatorio que ya gozan las Islas Canarias (un IVA del 7%, un impuesto de sociedades del 4%, fondos superiores en la PAC, mayores sueldos para personal sanitario, etc.).

La metodología utilizada por Pilar Burillo sustituye a la que viene proponiendo desde 2012 ESPON (European Observation Network for Territorial Development and Cohesion), que define las “Áreas Escasamente Pobladas” de Europa a partir de la distancia de 45 minutos a núcleos de más de 50.000 habitantes. Un método que, en el caso de Serranía Celtibérica -el mayor desierto demográfico de Europa-, obvia el municipio de Cuenca y los situados hasta una distancia de 45 minutos. Además, gracias al trabajo de la investigadora, países como Francia, que con el método de ESPON se oculta su despoblación, visibilizan este problema en el 20% de su territorio, la zona originaria de los chalecos amarillos franceses.

Solamente apoyando esta iniciativa España podrá recibir importantes fondos destinados a sus 10 “Áreas Escasamente Pobladas”, que suponen el 54% del territorio español. Aragón, por encontrarse entre las cuatro comunidades autónomas más desarrolladas de España, recibirá menos fondos sociales, a pesar de encabezar la despoblación española con el 84% de su territorio por debajo de 12,5 hab/km2. Además, en el caso de PAC y del desarrollo rural de España, se anuncia una merma de 2.500 y 1.200 millones de euros, respectivamente.

Con el apoyo al Instituto se cumpliría el acuerdo adoptado en 2015 por la Comisión Mixta para la Unión Europea del Congreso de España, que instaba al Gobierno a “Impulsar la creación del «Instituto de Investigación y Desarrollo Rural `Serranía Celtibérica´», con sede en el Campus de Teruel y en el Parque Arqueológico de Segeda, como centro piloto y de excelencia, para la transferencia de I+D+i al desarrollo rural”.  Y al acuerdo del mismo año de las Cortes de Aragón instando al Gobierno de Aragón y de España a que “Reconozcan el trabajo realizado por el Instituto Celtiberia de Investigación y Desarrollo Rural, y firmar un convenio de colaboración para continuar desarrollando la transferencia de I+D+i al Proyecto Serranía Celtibérica, en la mayor brevedad posible, incluyendo dotación económica”.

La Asociación Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica se halla inscrita en el Registro de Transparencia de la Unión Europa, en la categoría IV de “grupos de reflexión e instituciones de investigación”. La Red de Universidades de la Serranía Celtibérica está constituida por las universidades de Zaragoza, Valladolid, Jaume I, Burgos, València, Castilla–La Mancha, Alcalá, Politécnica de València, La Rioja y la UNED. Suma un total de 157 facultades y centros docentes, 200 institutos y centros de investigación, 21.898 profesores, y 375.078 alumnos, lo que la convierte en la mayor agrupación universitaria de la Unión Europea en lo que al alumnado se refiere.

El Defensor del Pueblo destaca que el mapa sobre despoblación de Pilar Burillo recoge con “meridiana claridad” los datos demográficos y las áreas españolas escasamente pobladas

Pilar Burillo Cuadrado, investigadora de la Universidad de Zaragoza
  • La Asociación Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica ha expresado su agradecimiento al Defensor del Pueblo por este reconocimiento que ya ha servido para que el Parlamento Europeo contemple esta delimitación de las áreas escasamente pobladas en el futuro reparto de los fondos europeos
  • También se espera que las indicaciones del Alto Comisionado de las Cortes Generales sean tenidas en cuenta en la toma de decisiones sobre el futuro de los territorios delimitados

12-junio-2019 (Teruel)- El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, presentó ayer su “Informe Anual 2018” a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en cuyo epígrafe “La situación demográfica en España” se señala que “es de interés destacar lo expresado por Pilar Burillo-Cuadrado, investigadora de la Universidad de Zaragoza, que ha elaborado un mapa en el que destaca que solo el 5 % de la población española vive en el 54 % del territorio. Este territorio corresponde a 4.375 municipios, que son, igualmente, el 54 % de los 8.131 municipios que existen en nuestro país. El cuadro y el mapa elaborados por la citada investigadora -documentos que se incorporan al informe-, recogen con meridiana claridad los datos demográficos y las zonas de lo que se viene llamando áreas españolas escasamente pobladas”.

Mapa de las áreas escasamente pobladas de España realizado por la investigadora Pilar Burillo y recogido en el “Informe Anual 2018” del Defensor del Pueblo
Áreas escasamente pobladas de España 2018 delimitadas por Pilar Burillo

Desde la Asociación Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica han expresado su agradecimiento al Defensor del Pueblo por su reconocimiento a la tarea realizada por Pilar Burillo, que ya sirvió, como se recoge también en el informe, para que en el nuevo Reglamento de disposiciones comunes para el reparto de los futuros fondos europeos, aprobado por el Parlamento Europeo el pasado 14 de febrero, se reconociera “por primera vez la despoblación como potencial criterio de asignación”, considerando “áreas escasamente pobladas las que tienen una densidad de población inferior a 12,5 hab/km2 , y las muy escasamente pobladas aquellas que tienen menos de 8 hab.km2”.

El Defensor del Pueblo también se refiere en su informe a las iniciativas que se han llevado a cabo desde el ámbito político para estudiar y buscar soluciones al problema de la despoblación. “Es el caso del Senado- señala-, que publicó el 17 de abril de 2015 los resultados de los trabajos realizados por la ponencia constituida en el seno de su Comisión de Entidades Locales para el estudio y la adopción de medidas en relación con la despoblación rural en España”. Resultados entre los que se incluían, según se recuerda desde el instituto: la declaración y reconocimiento de la cultura celtibérica como Patrimonio de la Humanidad; Impulsar la creación del “Instituto de Investigación de Desarrollo Rural «Serranía Celtibérica»”, con sede en el Campus de Teruel y en el Parque Arqueológico de Segeda, como centro piloto y de excelencia para la transferencia de I+D+i al desarrollo rural y considerar como sistema territorial integrado (ITI) la Serranía Celtibérica sin que, hasta ahora, se hayan llevado a cabo.

El informe recuerda, como se viene haciendo desde el instituto, que “el artículo 174 del Tratado de la Unión Europea establece la necesidad de reducir las diferencias entre los niveles de desarrollo de las diversas regiones y eliminar el retraso de las menos favorecidas. Entre ellas, señala las zonas rurales, las zonas afectadas por distintas reconversiones industriales, mineras, etc. y las regiones que padecen desventajas naturales o demográficas graves y permanentes”.

Desde el instituto se espera que las indicaciones del Defensor del Pueblo, “Alto Comisionado de las Cortes Generales encargado de defender los derechos fundamentales y las libertades públicas de los ciudadanos mediante la supervisión de la actividad de las administraciones públicas españolas” sean tenidas en cuenta en la toma de decisiones que afecten directamente a los territorios reconocidos como áreas escasamente pobladas.

Pilar Burillo presenta en Maranchón las claves para que España reciba fondos europeos contra la despoblación en el período 21-27

  • La investigadora ha delimitado las “Áreas Escasamente Pobladas” que el Gobierno de España debería presentar ante la Comisión Europea para conseguir que sean reconocidas por Eurostat

17-diciembre-18 (Teruel)- La investigadora de la Asociación Instituto de Investigación y Desarrollo Rural, experta en SIG y análisis demográficos, Pilar Burillo Cuadrado, presentó el pasado fin de semana en Maranchón, Guadalajara, las claves para que España pueda recibir fondos europeos para el período 2021- 027 contra la despoblación, en el marco de las jornadas “Emprende y Vive”, organizadas por la asociación La Migaña.

El estudio realizado por la experta en análisis demográficos, y que ya se ha hecho llegar al Defensor del Pueblo, ha consistido en la delimitación de las “Áreas Escasamente Pobladas” que, hasta ahora, nadie había realizado. Y todo ello a pesar de que un reglamento de 2016 de la Comisión Europea señalaba la necesidad de incorporar a las NUTs 2 y 3 las nuevas tipologías territoriales: zonas y regiones rurales, urbanas y costeras, para que sean reconocidas por Eurostat y, por tanto, facilite información tan importante como el PIB o el empleo. Sin embargo, hasta el momento, sólo se habían delimitado las “Áreas urbanas funcionales”. En el caso de España, destaca como la más extensa la de Madrid, que se prolonga por las provincias vecinas de Castilla-La Mancha con un total de 6.771.713 personas, esto es ,267.724 más que su propia comunidad.

Con la delimitación realizada por Pilar Burillo, el Gobierno de España puede solicitar ya a Eurostat que proporcione información, como en el caso de las “Áreas urbanas funcionales”, sobre 171 variables que permitirán mostrar la situación real de la despoblación de España y, por tanto, la posibilidad de que nuestro país se beneficie de los futuros fondos europeos. A fecha de hoy, si no se tiene en cuenta esta situación, se reducirán los fondos para las regiones más desarrolladas, como son Madrid, País Vasco, Cataluña y Aragón pese, a que como sucede en este último caso, sea la más despoblada de España con un 84% por debajo de 12,5 hab/km2.

Estamos en un momento crucial en el que se están estableciendo los criterios para el reparto de los diferentes fondos de cohesión post 2020. Sabemos que España los incrementa hasta 34.000 millones de euros, aunque el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, ya ha anunciado que su comunidad no recibirá 1.141 millones, y que, en su conjunto, España podría perder 2.500 millones de la PAC y algo más de 1.200 en desarrollo rural.