De izqda a dcha,: Francisco Burillo (promotor del proyecto Serranía Celtibérica; Pilar Burillo, investigadora y experta en el Observatorio Aragonés de Dinamización Demográfica y Poblacional; y Javier Allué, comisionado para la lucha contra la despoblación de Aragón.

  • Según el documento presentado, las tres SESPAs de Aragón ocupan el 82,47% del territorio aragonés en el que sólo vive el 24% de su población

  • La consecución de la ITI Serranía Celtibérica para el periodo 2018– 2020 podría evitar el cierre de la central de Andorra

12-junio-2018 (Teruel). – Francisco Burillo, promotor del Proyecto Serranía Celtibérica; y Pilar Burillo, investigadora y una de las tres personas expertas que forman parte del Observatorio Aragonés de Dinamización Demográfica y Poblacional, se han reunido recientemente con el comisionado para la lucha contra la despoblación de Aragón, Javier Allué para hacerle entrega del estudio, elaborado desde el Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica, en el que se recoge el “Mapa de la despoblación de Aragón”.

Durante el encuentro, Pilar Burillo expuso los criterios seguidos para la elaboración de este documento, empleando las normas de agrupación de municipios establecidas por ESPON en el 2012, que han permitido la delimitación de las tres “Áreas del Sur de Europa Escasamente Pobladas” (Sourthern Europe Sparsely Populated Area) o SESPAs de Aragón. La de la Serranía Celtibérica, con una densidad de 8,21 hab/km2; la del Eje del Ebro con 10,72 hab/km2 y la de los Pirineos, con 5,67 hab/km2. Las tres SESPAs de Aragón comprenden toda la provincia de Teruel, el 90,69% de la de Huesca y el 67,97% de la de Zaragoza; agrupan el 82,62 % de los municipios aragoneses y ocupan el 82,47 % del territorio en el que sólo vive el 24% de su población.

Aragón se convierte así en la primera comunidad autónoma de España que cuenta con un “Mapa de Despoblación” de su territorio. Por esta razón, se propuso a Javier Allué que Aragón lidere, ante el nuevo Gobierno de España, la aplicación de los criterios científicos utilizados en dicho estudio para delimitar los territorios con baja densidad de población del resto de las comunidades autónomas, base de una justa financiación autonómica.

Según Francisco Burillo, es de máxima urgencia que se ejecute la Proposición no de Ley aprobada el 4 de marzo de 2015 por las Cortes de Aragón por la que se instaba al Gobierno de Aragón a dirigirse al Gobierno del Estado para que: “Reconozca la identidad interregional de la Serranía Celtibérica, en el marco de la Europa de las Regiones, como Región Escasamente Poblada, Región Montañosa y Zona Rural Remota, y proceda a la creación del marco jurídico interregional en colaboración con las Comunidades Autónomas del territorio que abarca el proyecto Serranía Celtibérica para desarrollar políticas contra la despoblación”.

La consecución de la Inversión Territorial Integrada (ITI) Serranía Celtibérica para el periodo 2018 – 2020 podría suponer la aportación de los 190 millones de euros que Endesa necesita para no cerrar la central de Andorra y que evitaría la pérdida de 4.000 empleos en nueve municipios turolenses.

Posted in: Noticias.
Last Modified: junio 12, 2018

Leave a reply

required