temperoEl sábado 21 de enero a las 14,40 horas “Tempero” de la TVA emitirá un programa monográfico dedicado a la despoblación y a las iniciativas que están surgiendo para dar solución a esta grave lacra.

Entre los temas tratados el profesor Burillo, Catedrático de la Universidad de Zaragoza en el Campus de Teruel, presentará el gran problema que supone la despoblación, que en España se centra en los territorios de montaña. En el caso de Aragón en los Pirineos, (con las comarcas de Sobrarbe con 3,52 hab/km2 y La Ribagorza con 5,36 hab/km2) y en la Serranía Celtibérica (con las comarcas de Maestrazgo con 3,14 hab/km2, Sierra de Albarracín con 3,51 hab/km2 y Gúdar – Javalambre con 3, 74 hab/km2, en la provincia de Teruel, y Campo de Belchite con 5,07 hab/km2 y Campo de Daroca con 5, 66 hab/km2 , en la de Zaragoza).La Serranía Celtibérica tiene una extensión de 65.825 km2, más de dos veces la de Cataluña, cuenta con 483.191 personas censadas, lo que supone una densidad de 7,34 hab/km2. Menos de 10 hab/km2 se considera en el ámbito de la Geografía Humana desierto demográfico.

La Unión Europea define como Regiones Escasamente Pobladas aquellas que están por debajo de los 8 hab/km2, lo que hasta el presente sólo cumplía Laponia. Pero su baja demografía responde a causas estructurales. Su adaptación a su climatología extrema, y los Fondos de Cohesión estables que recibe de la Unión Europea desde 1994 le ha llevado a tener un desarrollo estable y un bajo índice de envejecimiento.

Por el contrario, la acción continuada de “demotanasia” ejercida sobre la Serranía Celtibérica ha convertido este territorio, que en los años 50 duplicaba su propia población, en el más desestructurado de toda la UE, con total dominio de la población rural y con la mayor tasa de envejecimiento de Europa. Lo que lleva a afirmar que en el plazo de diez años va a desparecer el sector agroalimentario de sus 625 municipios, que son los que tiene con menos de 100 habitantes. Estamos hablando de la desertización de todo un territorio, con lo que supone de pérdida de custodia de su rico patrimonio natural y cultural.

El gobierno de Aragón debe exigir en este año 2017 los Fondos de Cohesión que la Unión Europea establece, según el Artículo 174 del Tratado de Lisboa, para las zonas rurales y de montaña que padecen desventajas demográficas graves y permanentes, como es el caso de la Serranía Celtibérica. Así como que se le aplique una fiscalidad especial, tal como ocurre en Canarias.

Y siguiendo lo acordado por unanimidad en las dos comisiones sobre despoblación del Senado y en el Congreso de los Diputados el 8 de octubre del 2015, también debe demandar que se aplique la quinta Inversión Territorial Integrada, lo que supondría una aportación del Gobierno de España de, al menos, 900 millones de euros, que es lo que se destina a la ITI de Cádiz. Sería la solución inmediata para los graves problemas que asolan actualmente la provincia de Teruel, entre otros, la PAC y la minería del carbón.

Posted in: Noticias.
Last Modified: Enero 19, 2017

Leave a reply

required