Comparecencia Burillo SenadoLa Comisión Especial de Estudio del Senado sobre medidas a desarrollar para evitar la despoblación en zonas de montaña incluye esta iniciativa como medida de acción
  – El Senado reconoce que el proyecto Serranía Celtibérica “aporta soluciones” a la despoblación
 – Francisco Burillo, promotor de la iniciativa, reclama la urgencia de presentar la quinta zona de Inversión Territorial Integrada (ITI) para conseguir ayudas de la UE
 La Comisión Especial de Estudio que se creó en el Senado sobre las medidas a desarrollar para evitar la despoblación en zonas de montaña reconoce, como propuesta, considerar “aquellos proyectos que aporten soluciones a las despoblación y subdesarrollo de las zonas de montaña, con un enfoque territorial integrado, como es el proyecto «Serranía Celtibérica», al que se asocia la creación del Instituto de Investigación y Desarrollo, con especial atención a aquellos instrumentos que permitan obtener inversiones de la Unión Europea”.
Francisco Burillo, promotor del proyecto Serranía Celtibérica, ha expresado su satisfacción al reconocer que esta iniciativa, que él defendió en noviembre de 2014 durante su intervención en dicha comisión, está recogida en el informe que ha publicado el Boletín Oficial de las Cortes Generales el 26 de junio.
El reconocimiento de la Serranía Celtibérica como territorio de montaña por parte de esta comisión se suma al apoyo recibido por la Comisión de Entidades Locales del Senado en el “Informe de la Ponencia de estudio para la adopción de medidas en relación con la Despoblación Rural en España”, aprobadas por unanimidad por el Pleno del Senado el pasado 10 de junio. En dicho documento, entre las 50 propuestas generales desarrolladas por esta Comisión, las únicas medidas de acción local para toda España corresponden a la Serranía Celtibérica, en concreto: a) Adopción de medidas para que la cultura celtibérica sea declarada y reconocida como Patrimonio de la Humanidad. b) Creación en Teruel de un Instituto de Investigación de Desarrollo Rural «Serranía Celtibérica». c) Considerar, como sistema territorial integrado la «Serranía Celtibérica».
  – Serranía Celtibérica tiene las tasas de envejecimiento más altas de toda la UE
La Serranía Celtibérica se extiende por las Comunidades Autónomas de Aragón, Castilla León, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana y Rioja. Presenta una extensión de 65.825 km2 y está habitado por 499.186 personas censadas, lo que da una densidad de tan sólo 7,58 hab/km2. Hasta ahora, sólo Laponia cumplía con los criterios establecidos por la Unión Europea (UE) para las Regiones Escasamente Pobladas (SPR, Sparsely Populated Regiones) o NUTS2: menos de 8 hab/km2. Pero, mientras la despoblación de Laponia se debe a causas estructurales y presenta un desarrollo sostenible, la falta de inversiones a la Serranía Celtibérica ha dado lugar a que tenga las tasas de envejecimiento más altas de toda la Unión Europea y acuse un deterioro progresivo que ha conducido a que la mayor parte de su territorio esté biológicamente muerto.
A la situación de Región Escasamente Poblada de la Serranía Celtibérica se une el hecho de ser Región Montañosa y Zona Rural Remota. De hecho, Serranía Celtibérica es el territorio más desarticulado de toda la Unión Europea, lo que hace que sea prioritaria la recepción de las ayudas europeas, tal como establece el Artículo 174 del Tratado de Lisboa, en cuyo marco se ha establecido las Inversiones Territoriales Integradas. “El Gobierno de España ya ha planteado cuatro ITIs y, en breve, decidirá sobre la quinta –ha señalado Burillo-, que debería ser para la Serranía Celtibérica, ya que nos permitiría acceder a ayudas como las correspondientes al eje ferroviario Mediterráneo-Cabntábrico que la Unión Europea va a financiar con 39 millones destinado de forma exclusiva para el tramo vasco”.
La falta de apoyo institucional a la Serranía Celtibérica ante el Gobierno de España y la Unión Europea explica que los 39 millones de euros que, según los medios del 30 de junio, se destinarán al ferrocarril Mediterráneo- Cantábrico  se inviertan en el tramo vasco, dejando fuera el demandado tramo Sagunto – Teruel – Zaragoza. La concesión de la ITI “Serranía Celtibérica Plus” hará prioritaria la inversión, en una primera fase, de los 40 millones de euros demandados por los empresarios de Aragón y Valencia, así como la ansiada A-40 que comunique Teruel con Cuenca.

Posted in: Noticias.
Last Modified: julio 2, 2015

Leave a reply

required