El Proyecto Serranía Celtibérica se desarrolla a apartir del Proytecto I+D+ i Segeda y Serranía Celtibérica, dirigido por Francisco Burillo Mozota, Catedrático de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza en el Campus de Teruel, compuesto por 30 investigadores de diferentes universidades e instituciones

La delimitación del territorio definido como “Serranía Celtibérica” ha sido posible tras un laborioso trabajo iniciado con la realización de la Ruta Celtibérica, y elaborado dentro del proyecto de I+D+i: “Segeda y Serranía Celtibérica”, que se desarrolla desde del Campus de Teruel. El territorio que se sitúa por encima de la cota de 700 metros presenta una extensión de 63.098 km2. Territorio que es dos veces más extenso que el de Bélgica y que si fuera una Comunidad Autónoma española sólo estaría superado por Andalucía y Castilla y León. Su despoblación queda manifiesta en sus 487.417 habitantes censados, lo que contrasta con los 22 millones de personas que rodean este territorio, y donde se concentran las ciudades españolas más pobladas.

Su estructura poblacional no puede ser más extrema. Si en toda España existen 248 ciudades con más 30.000 habitantes, en este territorio tan sólo tres superan esta cifra, Cuenca, Soria y Teruel. Pero con la nueva ley de Régimen Local, donde se va adoptar los criterios europeos por los que se considera ciudad a la población superior a 50.000 personas, quedará reducido a la primera. Pero lo más llamativo de la Serranía Celtibérica son las poblaciones rurales en regresión y destinadas a desaparecer en un corto espacio de tiempo, esto es las que se encuentran por debajo de 100 habitantes, pues si en la Serranía Celtibérica existen 556 en el resto de España son 514.

La Serranía Celtibérica cumple tres de las condicionantes marcadas por la Unión Europea para definir los territorios con problemas de desarrollo 

La Unión Europea ha tenido en cuenta los territorios que presentan desventajas relativas por sus condicionantes geográficos, debilidades estructurales, problemas de accesibilidad y alejamiento de los centros demográficos y de servicios importantes. De hecho ha definido seis tipos de regiones específicas, sobre los que ha legislado, estableciendo programas y destinando partidas económicas para su desarrollo:

  • Regiones Fronterizas
  • Regiones Insulares
  • Regiones Ultraperiféricas
  • Regiones Montañosas
  • Regiones Escasamente Pobladas

Zonas Rurales

De estos seis tipos de territorio la Serranía Celtibérica cumple las características de los tres últimos: Es una región montañosa, pues el área marcada cumple los criterios definidos como montaña geográfica, a pesar de existir amplios altiplanos, como las parameras de Molina de Aragón y Soria o la fosa del Jiloca.

Es una Región Escasamente Poblada, dado que su densidad demográfica es de 7,72 habitantes por km2 y si se prescinde de las tres ciudades sus 2.169 núcleos menores dan una densidad de 5,88 habitantes por km2.

Y siguiendo los criterios de la UE todo el territorio es Zona Rural, pero alcanza el valor más extremo de Zona Rural Remota, dado que el 71% de las poblaciones de su territorio se encuentran a una distancia superior a 45 minutos en desplazamiento en coche de una ciudad.

La Serranía Celtibérica tiene unas características poblacionales más extremas que la Zona Ártica de los Países Escandinavos.

Si bien la Zona Ártica de los Países Escandinavos y la Serranía Celtibérica marcan las densidades demográficas más bajas de la Unión Europea, nuestra situación actual es mucho peor, en lo que a la población y sus asentamientos se refiere.

La Laponia tiene el clima más extremo de Europa, lo que ha dado lugar a que sus habitantes hayan buscado estrategias de supervivencia. Una de ellas es concentrar la mayor parte de la población en la zona de los fiordos, la otra crear medidas de desarrollo para estabilizar la población en la zona del interior. De manera que su población ha permanecido bastnte estable en las últimas décadas.

En la Serranía Celtibérica el proceso de despoblación ha sido paulatino. Sus 2.169 núcleos de población se construyeron en las etapas de pujanza económica, la mayoría de ellos cuentan con iglesia, casas palaciegas y un importante número de viviendas. La despoblación ha hecho que este importante patrimonio se esté desmoronando y muchas de sus poblaciones o han desaparecido o estén en proceso de hacerlo en un escaso periodo de tiempo.

El Instituto Celtiberia de Investigación y Desarrollo Rural un instrumento para el desarrollo de la Serranía Celtibérica.

El Instituto Celtiberia de Investigación y Desarrollo Rural es la entidad en cuyo marco se está desarrollando el proyecto Serranía Celtibérica. El Instituto tiene como objetivos la visibilización y el reconocimiento del territorio Serranía Celtibérica y su promoción internacional conjunta de todos sus haberes. Lo primero es conseguir que La Celtiberia sea reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, de hecho un informe redactado por Francisco Burillo en el año 1997 y elevado por el entonces, Director General de Patrimonio, Domingo Buesa, sirvió para entrar en la lista indicativa de este organismo, lamentablemente en el año 2007 nos sacaron de la misma. El segundo, realizar un programa de desarrollo donde se pueda ofertar internacionalmente todas las capas que se superponen en este amplio territorio: geología, paleontología, paisaje, las distintas etepas del Patrimonio Histórico, productos agroalimentarios, artesanales y turísticos. De forma que puedan ser reconocidas y promocionadas de forma conjunta.

Leave a reply

required