Hay diferencias que son tan evidentes que saltan a la vista. Por ejemplo un Ferrari Testarossa ante un
Seat Panda, que por cierto como expropietaria de uno de ellos –del Panda, no se me asusten- he de decir que es una auténtica maquinica o el presupuesto del Fútbol Club Barcelona frente al Jamón Calamocha Juvenil Preferente…

Ver noticia en PDF

Posted in: Noticias.
Last Modified: julio 7, 2014

Leave a reply

required