OPINIÓN  | Demografía y despoblación

Artículo de opinón: D. Francisco Burillo Mozota. (Promotor e ideólogo del Proyecto Serranía Celtibérica)

Abordar la estrategia nacional frente al reto demográfico ha sido el acuerdo de mayor trascendencia alcanzado el 17 de enero en la VI Conferencia de Presidentes de Comunidades Autónomas. Precisamente el consejero aragonés Vicente Guillén ha sido uno de los principales impulsores de esta medida, cuyo objetivo prístino era conseguir una mayor financiación para las comunidades autónomas menos pobladas y con dispersión poblacional.

El Consejo de Ministros del 28 de enero nombró a la senadora Edelmira Barreira Diz comisionada del Gobierno ante el reto demográfico, consecuencia de “un paulatino envejecimiento de nuestra población, con bajas tasas de natalidad y con un saldo vegetativo negativo”. Su labor, pactar con las autonomías las políticas a seguir en esta materia. Estrategia inteligente del Gobierno al separar el tema de la financiación autonómica del 2017.

Aragón junto con las comunidades de Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla – La Mancha, La Rioja y Extremadura forman parte “Foro de Comunidades Autónomas por el Cambio Demográfico”. Manifiestan en sus discursos una intencionada confusión del reto demográfico con la despoblación. Así, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, tras la conferencia de presidentes señaló: “Para mí uno de los grandes problemas de este país es la despoblación y si la financiación va en función del número de habitantes, tenemos un problema”. Pero Cantabria con una densidad de 109 hab/km2 no es una región despoblada. Las comunidades del Foro deben asumir que el problema del envejecimiento y su repercusión en las pensiones es un problema inherente a toda Europa y por ende sin financiación. El envejecimiento no es despoblación.

En el tratado de adhesión de Finlandia y Suecia a la Unión Europea de 1994 se definió como “Regiones Escasamente Pobladas” a aquellas con una densidad de población de 8 habitantes o menos por km2. Por lo que Laponia recibe anualmente una financiación especial de los Fondos Estructurales. Serranía Celtibérica, la “Laponia del Sur”, con su densidad de 7, 22 hab/km2 es el otro gran territorio despoblado de la Unión Europea. Pero su situación poblacional es peor que Laponia. Su extrema marginalidad queda amparada por la política europea de cohesión económica, social y territorial definida en el año 2007 en el artículo 174 del Tratado de Lisboa, ya que además de ser una
región escasamente poblada, es una zona rural remota y una región montañosa.

Vicente Guillén, lideró en abril del 2014 a los once diputados socialistas de las provincias de la Serranía Celtibérica. En escrito al Gobierno de Mariano Rajoy, tras señalar la extrema situación de Serranía Celtibérica, reclamó en su SOS: “una estrategia común y un enfoque integrado para que, en colaboración con las autonomías, el Gobierno garantice que los fondos europeos de cohesión lleguen a esas tierras y se inviertan en acciones efectivas”.

Qué duda cabe que esta demanda influyó en el apoyo unánime a la propuesta del diputado de IU Álvaro Sanz. Las Cortes Generales españolas en octubre de 2015 instaron al Gobierno y a las comunidades implicadas que se reconociera la identidad interregional de la Serranía Celtibérica, lo que supondría la recepción de fondos especiales de cohesión junto con la máxima exención fiscal. Además, acordaron que se declarara Serranía Celtibérica como Inversión Territorial Integrada, que en el caso de la provincia de Cádiz supone una aportación del Gobierno de España de 900 millones de euros. También en octubre del 2015 todos los grupos de las Cortes de Aragón apoyaron de forma unánime que se otorgara la ITI Serranía Celtibérica. Sin embargo, es inexplicable la ausencia de una acción positiva posterior.

Tampoco entiendo por qué el Gobierno de Aragón no abandera la petición al Gobierno de España y a la Unión Europea de la multimillonaria deuda histórica existente con la Serranía Celtibérica, de la que forman parte 358 municipios de las provincias de Teruel y Zaragoza, el 48,97% de todos los de Aragón. Y por qué se ocultó su extrema situación a la comisaria Corina Cretu, en su visita a Teruel en noviembre de 2016. Comportamiento contra natura que puede explicar que de los 2.100 millones de euros extras del Fondo de Cohesión para España la comisaria otorgara cero a Aragón y 570 millones a la Comunidad Valenciana.

Es de esperar que, al menos, en los presupuestos del 2017 el Gobierno de Aragón, tan preocupado por la despoblación, dote una partida específica para otra de las recomendaciones de las Cortes de España: “Impulsar la creación del “Instituto de Investigación de Desarrollo Rural «Serranía Celtibérica»”, con sede en el Campus de Teruel y en el Parque Arqueológico de Segeda, como centro piloto y de excelencia para la transferencia de I+D+i al desarrollo rural”. Máxime con el acuerdo de diez universidades de constituir la “Red de Universidades de la Serranía Celtibérica”.

Francisco Burillo Mozota
Catedrático de la Universidad de Zaragoza en el Campus de Teruel
Promotor del Proyecto Serranía Celtibérica

 

Posted in: Noticias.
Last Modified: Febrero 17, 2017

One comment on “Demografía y despoblación, estrategia y confusión intencionada.

  1. Jarque

    Sinceramente. En Teruel , en el maestrazgo zona de CASTELLOTE. No le interesa al presidente de la Diputación que se establezca nadie. No es nuevo, es desde hace años.Esta mejor sin colegios, servicios etc. Es su cortijo particular para el y sus amigotes.

Leave a reply

required