Representantes de la Serranía Celtibérica y del Gobierno de La Rioja analizan la realidad demográfica de este territorio en la Comunidad Autónoma


De izquierda a derecha Antonio Ruiz, Francisco Burillo, Pilar Burillo, Ángel de Pablo y José Luis Ansorena.

18-junio-2018 (Logroño). – Representantes del Proyecto de la Serranía Celtibérica se han reunido recientemente con miembros de la Consejería de la Presidencia, Relaciones Institucionales y Acción Exterior del Gobierno de La Rioja con la finalidad de estudiar estrategias conjuntas para el desarrollo de los territorios con baja densidad de población de la comunidad y su reconocimiento, en el marco de su pertenencia a la Serranía Celtibérica, ante el Gobierno de España y la Unión Europea.

El reconocimiento en estas instancias permitiría el desarrollo de nuevas fórmulas para la captación de fondos comunitarios en el periodo 2021-2027, o el impulso de medidas específicas, atendiendo a una realidad diferenciada.

La Serranía Celtibérica agrupa un territorio con una extensión de 63.098 km2, una población de 475.149 habitantes y una densidad de 7,09 hab por km2. Es la interregión más desarticulada de toda la Unión Europea. De sus 1.311 municipios, 4 tienen más de 10.000 habitantes, mientras que en el resto de España hay 746, pero tiene 669 menos de 100 habitantes, y en el resto de España 650. La Rioja incluye un total de 90 municipios, que ocupan el 59,67 % del territorio, y en los que solo vive el 5,28 % de la población, con una densidad de 5,56 hab/km2 y un índice de envejecimiento del 434,69%. Con estos datos, la Serranía Celtibérica supera los límites que en Geografía Humana se usan para considerar un ‘Desierto Demográfico’, y que fijan un umbral de 10 hab/ km2

En la reunión, la Serranía Celtibérica estuvo representada por Francisco Burillo, promotor del Proyecto y presidente de la Comisión de la Red de Universidades de la Serranía Celtibérica (RUSC); José Luis Ansorena, vicerrector de Planificación de la Universidad de la Rioja, y representante de la misma en la RUSC; Pilar Burillo, investigadora responsable de los análisis geográficos y demográficos y Ángel de Pablo, presidente de la Sección de La Rioja de la Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica (ADSC). Por parte del Gobierno de la Rioja participaron Antonio Ruiz Lasanta, responsable de la Unidad de análisis y propuesta de la Consejería de la Presidencia, y Juan Castroviejo, analista de apoyo en la misma unidad.

Pilar Burillo explicó que, en compromiso con la Comisión del Senado sobre la Evolución Demográfica de España y la hasta ahora Comisionada del Gobierno frente al Reto Demográfico, ha realizado un primer avance de los territorios con baja densidad de población de España, demostrando que el 5% de la población española vive en el 53% de su territorio, con una densidad de 10,76 hab/km2.

Asimismo, Pilar Burillo expuso que, para delimitar las ‘Áreas del Sur de Europa Escasamente Pobladas’ (Sourthern Europe Sparsely Populated Area) o SESPAs de España, había seguido las normas de la Unión Europea de agrupación de municipios establecidas para analizar los territorios. De forma que el Gobierno de España tiene unos criterios técnicos para la financiación de las comunidades autónomas en razón del territorio, tema demandado por el Foro de regiones españolas con desafíos demográficos que próximamente se reunirá en La Rioja.

Tal y como han expuesto los representantes de la Asociación, La Rioja presenta dos territorios muy diferenciados en el tema demográfico, el del eje del Ebro, donde se concentra la población, el 94,72%, y el de la SESPA Serranía Celtibérica, donde habita el 5,28% de la población, ocupa el 59,67% del territorio con una densidad de 5,56 hab/km2 y un índice de envejecimiento del 434,69 %, circunstancias extremas que auguran su desertización si no se toman de forma inmediata las medidas adecuadas.

El Gobierno de La Rioja, por su parte, ha expresado su compromiso con el reto demográfico y sus avances en relación a la Agenda para la Población de La Rioja 2030, como la puesta en marcha de medidas en materia de beneficios fiscales o del proceso de selección de  ‘iniciativas emblemáticas’ en el marco de un proceso colaborativo con la sociedad riojana.

Igualmente, el Gobierno riojano ha manifestado su interés por colaborar, tanto con la Serranía como con la Universidad de La Rioja, en el campo de investigación orientado a la identificación de variables diversas que permitan una mejor aproximación a la realidad demográfica actual, y complementen las manejadas tradicionalmente, como las relativas a cifras de población o densidad.

Ángel de Pablo manifestó que la ADSC ve con gran preocupación la situación extrema del territorio riojano de la Serranía Celtibérica. Por ello, pide al Gobierno de La Rioja que, sin dejar de explorar otras opciones, sea valiente y lidere, junto con las otras 4 comunidades autónomas implicadas, que se cumplan los acuerdos de las Cortes Generales de España y de la Generalitat Valenciana para que se reconozca la identidad interregional de la Serranía Celtibérica.

Serranía Celtibérica como Región Escasamente Poblada, Región Montañosa y Zona Rural Remota, demanda que se aplique la misma discriminación positiva que la Unión Europea, en razón del artículo 174 del Tratado de la Unión Europea, reconoce a las Regiones Insulares y Ultraperiféricas como las Islas Canarias, lo que ha supuesto que su población se cuadruplique, gracias a un IVA reducido al 7%, un impuesto de sociedades del 4% y bonificaciones fiscales a los residentes.

Serranía Celtibérica entrega al comisionado Javier Allué el “Mapa de la despoblación de Aragón”

 

De izqda a dcha,: Francisco Burillo (promotor del proyecto Serranía Celtibérica; Pilar Burillo, investigadora y experta en el Observatorio Aragonés de Dinamización Demográfica y Poblacional; y Javier Allué, comisionado para la lucha contra la despoblación de Aragón.

  • Según el documento presentado, las tres SESPAs de Aragón ocupan el 82,47% del territorio aragonés en el que sólo vive el 24% de su población

  • La consecución de la ITI Serranía Celtibérica para el periodo 2018– 2020 podría evitar el cierre de la central de Andorra

12-junio-2018 (Teruel). – Francisco Burillo, promotor del Proyecto Serranía Celtibérica; y Pilar Burillo, investigadora y una de las tres personas expertas que forman parte del Observatorio Aragonés de Dinamización Demográfica y Poblacional, se han reunido recientemente con el comisionado para la lucha contra la despoblación de Aragón, Javier Allué para hacerle entrega del estudio, elaborado desde el Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica, en el que se recoge el “Mapa de la despoblación de Aragón”.

Durante el encuentro, Pilar Burillo expuso los criterios seguidos para la elaboración de este documento, empleando las normas de agrupación de municipios establecidas por ESPON en el 2012, que han permitido la delimitación de las tres “Áreas del Sur de Europa Escasamente Pobladas” (Sourthern Europe Sparsely Populated Area) o SESPAs de Aragón. La de la Serranía Celtibérica, con una densidad de 8,21 hab/km2; la del Eje del Ebro con 10,72 hab/km2 y la de los Pirineos, con 5,67 hab/km2. Las tres SESPAs de Aragón comprenden toda la provincia de Teruel, el 90,69% de la de Huesca y el 67,97% de la de Zaragoza; agrupan el 82,62 % de los municipios aragoneses y ocupan el 82,47 % del territorio en el que sólo vive el 24% de su población.

Aragón se convierte así en la primera comunidad autónoma de España que cuenta con un “Mapa de Despoblación” de su territorio. Por esta razón, se propuso a Javier Allué que Aragón lidere, ante el nuevo Gobierno de España, la aplicación de los criterios científicos utilizados en dicho estudio para delimitar los territorios con baja densidad de población del resto de las comunidades autónomas, base de una justa financiación autonómica.

Según Francisco Burillo, es de máxima urgencia que se ejecute la Proposición no de Ley aprobada el 4 de marzo de 2015 por las Cortes de Aragón por la que se instaba al Gobierno de Aragón a dirigirse al Gobierno del Estado para que: “Reconozca la identidad interregional de la Serranía Celtibérica, en el marco de la Europa de las Regiones, como Región Escasamente Poblada, Región Montañosa y Zona Rural Remota, y proceda a la creación del marco jurídico interregional en colaboración con las Comunidades Autónomas del territorio que abarca el proyecto Serranía Celtibérica para desarrollar políticas contra la despoblación”.

La consecución de la Inversión Territorial Integrada (ITI) Serranía Celtibérica para el periodo 2018 – 2020 podría suponer la aportación de los 190 millones de euros que Endesa necesita para no cerrar la central de Andorra y que evitaría la pérdida de 4.000 empleos en nueve municipios turolenses.

La Red de Universidades de la Serranía Celtibérica y la Generalitat Valenciana suman esfuerzos contra la despoblación

NOTA DE PRENSA

Representantes de ambas entidades han mantenido un encuentro

La Red de Universidades de la Serranía Celtibérica y la Generalitat Valenciana suman esfuerzos contra la despoblación

  • Se abordará con urgencia la “Resolución del Parlamento Europeo sobre el despliegue de los instrumentos de la política de cohesión por parte de las regiones para afrontar el cambio demográfico” que ha desarrollado el partido Europa Verde dejando fuera los territorios despoblados de la Comunidad valenciana

 17-mayo-2018 (Valencia).- Representantes de la Red de Universidades de la Serranía Celtibérica (RUSC) y de la Dirección General de Administración Local de la Generalitat Valenciana han mantenido un segundo encuentro con el objetivo de sumar esfuerzos para frenar la sangría de la despoblación.

Entre los asuntos que se estimó desarrollar con urgencia, como consecuencia de las medidas iniciadas por el gobierno regional valenciano, a través de la Agenda Valenciana Antidespoblament (Avant), destaca la “Resolución del Parlamento Europeo, de 14 de noviembre de 2017, sobre el despliegue de los instrumentos de la política de cohesión por parte de las regiones para afrontar el cambio demográfico”, dado que el primer documento elaborado por el partido Europa Verde no sigue los criterios europeos para delimitar los territorios despoblados por agrupación de municipios con densidades inferiores a 8 y 12,5 hab/km2, al haber utilizado los datos que proporciona Eurostat por NUTs 3 o provincias, razón por la que no aparecen los territorios despoblados de la Comunidad valenciana que se extienden por las comarcas de Els Ports, Alt Maestrat, Alto Mijares, Rincón de Ademuz, la Serranía, Valle de Confrentes-Ayora, y por las poblaciones de montaña de las comarcas vecinas, ocupando un territorio que supera en extensión el de la Comunidad de La Rioja.

En este sentido, los representantes de la RUSC que asistieron a esta reunión expresaron el compromiso de las universidades de València, Politècnica de València y Jaume I en pro del desarrollo social, económico y cultural de los territorios valencianos de la Serranía Celtibérica.

La Serranía Celtibérica, por ser el territorio más desestructurado, despoblado y envejecido de la Unión Europea, cumple, según la Resolución del Parlamento Europeo, todos los requisitos para ser reconocida como “la iniciativa insignia” donde aplicar en el año en curso las estrategias de cohesión que se están planteando para todas las regiones europeas durante el periodo 2021 – 2027. Para lo cual la Comisión de la RUSC ha propuesto el desarrollo de un Diagnóstico Territorial de la Serranía Celtibérica, bajo la dirección del catedrático Javier Esparcia Pérez, en el que participarán especialistas de diferentes universidades.

En la reunión con el director general de Administración Local de la Generalitat Valenciana, Antoni Such Botella, y el Jefe de Servicios de Coordinación con Diputaciones Provinciales y Mancomunidades, Vicente Mora Martínez, estuvieron presentes los miembros de la comisión de la Red de Universidades de la Serranía Celtibérica: Francisco Burillo Mozota, presidente y promotor del Proyecto Serranía Celtibérica; Joaquín Martín Cubas, secretario y director del Departamento de Derecho Constitucional de la Universitat de València; Jorge Hermosilla Pla, Vicerrector de Participación y Proyección Territorial de la Universitat de València; José María García Álvarez-Coque, coordinador del grupo de Economía Internacional de la Universitat Politècnica de València; Vicente Budí Orduña, director del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local de la Universitat Jaume I; Luisa Alamá Sabater, secretaria del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local de la Universitat Jaume I, Javier Esparcia Pérez, coordinador del Diagnóstico Territorial de la Serranía Celtibérica y Mª Pilar Burillo Cuadrado, investigadora en análisis demográficos y geográficos.